EL ABISMO NOCTURNO

como-hacer-calabaza-halloween

Para hoy, ya que es el día de todos los santos, o el día de los muertos, o halloween, simplemente voy a mencionar algo que de siempre me dio verdadero miedo. No es ver a un posible espíritu o fantasma o muerto viviente, ni tampoco ver a un posible Alienigena o extraterrestre, ni la idea de que me suceda a mí o a mí familia algo malo o doloroso, que espero por supuesto que no suceda, tampoco me asusta cualquiera de las imagenes horrendas que el ser humano pueda imaginar o crear ya sea en peliculas o pintura, ni tan siquiera la idea de morirme me aterra tanto. Pero hay un lugar en éste planeta el cual si me imagino en él, me envuelve una sensación de pavor, una inquietud aplastante que solo ese lugar puede producirme, y no es toda la inmensidad de ese lugar, sino sobre todo es el fondo.

Si hay algo que me da absoluto miedo con solo imaginarlo o viendo alguna imagen es EL FONDO DEL MAR NOCTURNO. Es decir, el fondo del marino por la noche.

Supongo que es un lugar que a muchos nos resulta aterrador, no porque hayamos estado en él, sino por su abismal naturaleza, por los misterios que pueda haber ahí abajo en las profundidades. Se sabe de calamarea gigantes y otras especies como raros animales de colores diversos los cuales se mueven por medio de diferentes mecanismos, aparte de enormes criaturas (peces gigantes) las cuales viven en esa absoluta, apabullante y silenciosa oscuridad. El inquietante e inmenso fondo del mar.

También el vacío del espacio exterior puede resultar abrumador, aunque en mi caso creo que soportaría bastante mejor esa sensación de inmensidad del universo y cualquier especie que pueda habitar en él, antes que la horrorosa sensación de estár en lo más profundo del mar en una noche oscura.

Se suele decir que si algo te da miedo, procures realizarlo para así vencerlo, y quién sabe si algún día me atreva y tenga la oportunidad de superarlo y experimentarlo, pero de momento es algo que no tengo intención ni de comprobar ni de superar, más bien me supera la idea.

No es el mar de noche lo que me aterra, sino el fondo del mar oscuro, y me refiero a un  fondo tan profundo que uno no llegue a ver ni una sola luz del exterior, un fondo del mar en la nocturnidad de la noche el cual pondría los pelos de punta a más de uno, a excepción de buceadores acostumbrados al medio o de quién tenga confianza con las profundidades del mar en la nocturnidad.

Sin duda una tormenta en alta mar puede resultar brutal, pero para mí es en el fondo marino donde se encuentra mi mayor temor.

Es ése y no otro el mayor de mís miedos, aún sabiendo que hay lugares en la tierra bastante más peligrosos y horripilantes, y sabiendo de las atrocidades de las que es capaz el ser humano, pero en ninguna situación me sentiría tan rodeado de la inmensidad, de un abismo, y a la vez tan vendido en lo que ha movilidad se refiere como en EL FONDO DEL MAR NOCTURNO. Ya ni te cuento si pensamos que dependes de unas bombonas de oxigeno para respirar, las cuales tienen una duración determinada.

Yo no se si habrá vida extraterrestre o no, doy casi por algo logico que sí, ya que siendo tan extenso el universo, es de cajón que haya más vida aparte de la humana, pero exista lo que exista por ahí arriba, no creo que me turbe tanto como lo que pueda existir ahí abajo, y ya no es lo que pueda existir, sino el lugar en si mismo.

Lo peor de confesar ésto es que si algún día tuviera un poderoso enemigo, en éste texto encontraría la manera de acojonarme seriemente, la manera de derrotarme.

Supongo que que a más de uno os resultará inquietante ese fondo del mar en la noche oscura.

Claro que si lo pienso, el mayor horror está dentro de uno, ya que la propia mente es la mayor arma contra uno mismo, y siempre se ha dicho que tanto el cielo como el infierno están dentro de cada uno. A la vez he llegado a sufrir alguna sensación paranoica la cual me ha generado momentos de escalofriante tensión, o llamalo miedo, pero siempre he podido escapar de mi propia imaginación, sin embargo, no se de lo que sería capaz mi mente si me encontrara solo en esa inmensidad acuática y nocturna. Directamente la agustia me consumirìa el cerebro y supongo que me quedaría paralizado sin la capacidad de reacción, o nadaría hacia arriba como un poseso en un intento de llegar a la superficie, aunque sería igual de angustiosa la sensación de nadar y nadar y no alcanzar la salida, sería traumatizante como mínimo.

Así que ése es mi infierno posible, un fondo del mar oscuro, silencioso y logicamente húmedo. Espero superarlo algún día con alguna experiencia gratificante en las profundidades, pero hasta entonces seguiré con ese temor arraigado en lo más profundo de mi ser.

[De esta forma hago mi particular homenaje a este día de los difuntos (Halloween) en el cual me encuentro en el silencio de la noche con la mayor de las calmas y esperando un nuevo día que seguro estará repleto de aterradoras mascaras y endemoniados disfraces los cuales harán las delicias de grandes y pequeños. Para otro dìa dejo la ansiedad que me puedan producir ciertas situaciones.]

images-2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.