LA FINA LINEA

images-1

Me pasa a menudo, algo que se repite cada cierto tiempo cuando primero alguien me conoce en un ámbito laboral,o incluso festivo, y cuando tras mucho tiempo, sin yo haber dado la chapa sobre otras facetas de mi ser (para nada me presento a nadie como creador ni les doy la chapa con mis discos), se enteran de que hay una música por ahí por la red la cual es fruto de mí pasión,de mí esfuerzo, y porque, también de mi talento e intelecto, suelen reaccionar como diciendo…¿como? ¿que tú….? ¿eh?, ¿y que haces tu trabajando en…), ya que se tiende a subestimar a quién no va alardeando de sus virtudes y se dedica a formar parte de por ejemplo una empresa la cual se dedica entre otras cosas a la limpieza, y como uno no es de hablar mucho, aunque según se tercie, pues queda una imagen de empanado o poco espabilado, que es cuando por dentro piensas que te están infravalorando y que hasta tú mismo lo estás haciendo. De pronto un día quién sea se entera, y piensa.. no puede ser que alguien que haga ésto sea quién en persona parece ser, o quién yo he creído que era, y entonces se producen dos extremos, el que te sigan viendo igual pero sin subestimarte y a la vez tomándote en serio, o el otro extremo, que es que te crucifiquen por tener unas virtudes extras al las del mundo laboral o social. Ahí es cuando se ve quien es quièn, y en ése momento, hay quién piensa que eres un falso por haber parecido un tontolaba y no serlo, y hay quién recibe con agrado y total naturalidad el hecho de comprobar que no se equivocó dándote una cierta confianza y oportunidad más allá de la palabrería o imagen que puedas dar, cosa que no cumplo por aquí, ya que aquí escribo en la tranquilidad de la noche y de mi habitación, y no en medio de esa jungla diurna en la que o comes o eres comido.

Hay quién me ha llegado a decir a la cara “Si si el P.pi es tonto pero mejor persona que muchos”,y además creyendoselo, y hay quien contrariamente me ha dicho “Que hace un tío con tu talento en un sitio como éste”.

JEFE

Pues bien, a los del primer ejemplo ni me molesto en demostrar que tal vez el tonto sea él por subestimar a quién simplemente no se pronuncia, y no por falsedad, y a los del segundo ejemplo les intento hacer ver que no importa en realidad lo que uno logre o haga o consiga o posea, lo importante es que estamos en el mismo punto de comunicación y que para nada debe mirarme ni desde abajo ni desde lejos, tan solo hay que entender que cada uno uno es, como decía aquel, y que tan grande es la vida y las circunstancias de uno como de otro. Es algo que aprendí hace tiempo, el hecho de haber sido capaz de concentrarme y de mostrar mi sensibilidad y mi arte en forma de música no me da ninguna virtud para recoger un comedor o limpiar un pasillo, así que asumiendo eso, uno no es más ni menos que nadie, eso sí, no pases por alto que no hay que pisar a la gente ni tampoco dejar que te pisen a ti. Es una cuestión de humano a humano.

Creo que me explico.

NO HAY QUE SUBESTIMAR A NADIE, NI TAMPOCO IDOLATRARLO.

Muchas veces nada es lo que parece, y eso no quiere decir que seas un falso, y otras veces es exactamente lo que parece.

Cada uno tiene su función, y es tan valida como la del otro.

Esa es la ley que sigo y espero seguir.

LA FINA LINEA ENTRE SUBESTIMAR E IDOLATRAR

images-2

3 comentarios sobre “LA FINA LINEA

  1. Tal vez haya un poco de eso en casa uno de nosotros. Conocemos y nos conocen sólo alguna/s faceta/s, una parte ínfima, y a los que tienen varias ocupaciones esto es habitual. Quizá el ser de uno es inabarcable para otro y viceversa, aunque eso no quita que puede haber comunión entre las partes.
    Saludos!

    Le gusta a 1 persona

    1. Sin duda, me puede pasar a mi mismo con lo que pueda desconocer de otra persona, pero de primeras en el trato.de tú a tú intento tratar al otro con respeto y consideración, q la vez que con naturalidad, y nunca creyendome superior por llevar por ejemplo más tiempo que él desempeñando un trabajo en un empresa o en lo que sea, ni tampoco voy a comerle el asunto por enterarme de repente que tiene otras virtudes a parte de las que yo conozco de él o ella, simplemente si me parecen admirables pues puedo comunicarselo o guardarmelo para mí, pero ni suelo subvestimar a nadie por tener un grado inferior al mío (me refiero en el ambito laboral), ni tampoco le como el culo al jefe de turno o a un compañero que se de el caso que es un crack en lo que sea, siempre habrá un trato de humano a humano, y si lo he subestimado y de pronto alucino con alguna de sus virtudes siempre será un descubrimiento. Los hay que por un puestillo de operario superior o por tener controlado un trabajo el cual la verdad, no hay que ser Einstein para desempeñarlo, los hay que se suben mucho a la parra, al contrario que otros que siendo unos cracks en su trabajo, y conozco a unos cuantos, siempre mantienen una cercanía y empatía para con quién empieza en lo que ellos tienen dominado. UN SALUDO LEO

      Le gusta a 1 persona

      1. Si, efectivamente, el trato entre iguales es un bien escaso, por diversos motivos que incluye los que destacás. No hay que resignarse a perderlo pues se lo puede ensayar y que el ejemplo cunda en otros.
        Saludos!

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.