ECONOMIA PASIÓNAL

james-franco-selena-gomez-cochazo_1_1154506
El coche que no me importa no tener

Se pre-supone, todo se presupone muchas veces, como si los detalles oscuros fueran la única respuesta a ciertos afectos y ciertos actos. Apenas nos miramos realmente, y es duro saber que los hay que miden a las personas por los ceros de su cuenta. A mí, la verdad, me llama la personalidad de quién tengo delante, me llama su calidad humana, su manera de resolver los problemas, su capacidad de empatizar, o el cariño que sea capaz de dar. Por supuesto que con dinero todo es más fácil, o mejor dicho sin él te pierdes unas cuantas oportunidades posibles para gastar tu tiempo libre, pero nunca me resulto condicionante para nada en cuanto a llevarme mejor o peor con alguien. Lo triste es que los hay (muchos no), que fardan y se contonea con su mano en la ventanilla de su flamante coche el cual le chupa más carburante al mes de lo que en realidad disfruta con el a modo de viajes, por ejemplo. Yo tengo un Opel Corsa de 1998,.de tercera mano, y el anterior que tuve casualmente era la misma marca, mismo modelo e incluso mismo color, casualidades, y aunque es obvio que para el verano o para el invierno molaría tener un buen aire acondicionado o una buena estufa, te aseguro que para lo que lo uso mi Corsa del 98 va de cine. Además, económicamente en cuestiones de carburante me sale tirado. No pasa de 40€ al mes en gasoil. También es cierto que aunque lo uso a diario son pocos los kilómetros que hago. En fin, que muchas veces, y lo he comentado en otras ocasiones, es mejor ganar menos y tener menos lujos antes que vivir atado al dinero.

Pues los hay que su economía e incluso tú economia les produce unos aires de superioridad que menos mal que hay cosas que el dinero no puede comprar, ya que si bien es cierto que el mundo,y éste sistema capitalista, se rigen por la ley del más rico y poderoso, sin duda encuentras también personas a las cuales les estimulan otros asuntos relacionados con la humanidad y porque no con el arte.

Tampoco seré yo quién diga que el dinero no modifica a veces mis hábitos, por supuesto que lo hace, pero jamás me he sentido superior a nadie por tener más. En cambio con el Arte, aunque intento permanecer digamos humilde, o por lo menos no me infló como un cabrón por los méritos conseguidos, lo cierto es que en el momento creativo, en la búsqueda, y en el encontrar musicalmente algo.que para mí es cojonudo e incluso genuino, si que he llegado a sentirme tan elevado y extasiado que tuviera la sensación creativa de ser un mismísimo Dios. Globo momentáneo que se diluye según voy reproduciendo o interpretando en los días aquello que logre crear en una busqueda y un acto de pura inspiración. Ese hecho no me hace sentir mejor que nadie, lo que hace es que consigue hacerme sentir realmente bien conmigo mismo, y a la vez siento que he sido recompensado al instante por mi tesón y mi constancia, y porque no decirlo por el talento, más allá de lo que pueda recibir más adelante con lo creado.

En ese momento creativo, ni aún estando creando por encargo por el cual voy a recibir un dinero, éstw no pasa en ningún momento por mi mente. Jamas cree nada teniendo por objetivo billetes en mi cabeza. Dicen que el dinero no da la felicidad pero que es una sensación muy parecida debido a los momentos y la comodidad que puedes comprar con él. Se sabe, pero en ningún caso, y ésto no lo se a ciencia cierta ya que nunca he acumulado demasiado, creo que en ningún caso me pudiera sentir más realizado y pleno que cuando estoy creando y una vez ya logrado crear algo conmovrdor, o emotivo, o desgarrador, incluso puramente bello. Sin duda no solo la creatividad aporta más placer y felicidad que el dinero, es seguro que hay muchas otras maneras de sentirte pleno, como pudieran ser la realización de un trabajo que te apasione, o seguro la alegría y satisfación que te puede dar el ver crecer a tus hijos. Y el amor, sin duda es muy importante.

En mi caso se me ocurren varias profesiones en las que podría sentirme pleno, como por ejemplo un creador de caminos que unen ciudades, o la creación de un puente, o un edificio, no solo en la faceta de arquitecto, sino también en el formar parte de la creación de algo que una ya sean lugares o personas.

Se me ocurren más opciones de sentirme feliz y en paz. Ya he hablado otras veces que la sensación real que te aporta el tener tiempo para ti mismo es más poderosa que cualquier cantidad. Lo se, el dinero también compra tiempo, o más bien te posibilita el tenerlo.

A lo que me refiero es a que no necesito un Yate espectacular, ni una casa con tres baños y dos piscinas, y sobre todo nada, ninguna pertenencia me haría más feliz que el acto creativo y el ver la respuesta emocional de otra persona al escuchar eso que conseguí crear de la nada. Arrancarle vida al silencio, vivir por algo y no para algo.

Sin duda es muy cierto eso que se dice de trabajar para vivir y no vivir para trabajar. Y en realidad estoy trabajando constantemente, si no es en lo que me da el mínimo sustento para vivir, es en la música, o ahora mismo que llevo un buen rato escribiendo estas lineas.

Hay muchas formas de trabajar, y muchas formas de nutrirse de infinidad de instantes maravillosos. Creo que se entiende perfectamente a lo que me estoy refiriendo.

La historia está en sentir, en la emoción, en la pasión, en el afecto, por supuesto en el amor, y claramente esa debería ser la forma de aprender a vivir.

Claro que la vida te pide sacrificios, y te hace da mil hostias, y supongo incluso que te lleva la muerte justo cuando te habías conseguido liberar de todo lo que te estaba destruyendo o frenando en tu caminar. Lo se, yo no digo que la vida sea justa, y mucho menos que la humanidad lo sea, pero es seguro que podrás encontrar millones de estímulos positivos en multitud de ocasiones en las que el dinero no sea determinante, o por lo menos tener la honestidad, y porque no decirlo, la clase, de no tratar a la gente en función de su economía o de su poder, de tratar a las personas por su calidad humana.

A su vez siempre dije eso de que ser minero y ganar muy poco dinero no te hace mejor persona ni más humilde que alguien que posea una fortuna, ya que aún teniendo un trabajo sacrificado y humilde y encima ganando poco se puede ser un verdadero hijodeputa, claro que al revés también.

El dinero no es una cualidad humana, sino que es un poder adquisitivo que te proporciona facilidades y ventajas para ciertos aspectos de la vida.

También se sabe que un nuevo rico puede ser más déspota,inhumano y opresor que alguien que tuvo dinero toda su vida. Aquello que se decía de nunca sirvas a quién ha servido.

En realidad está claro que hay de todo en todas partes.

Aayyy, no se, debo tener un punto budista o que hostias pero siempre tiro para cuestiones espirituales por medio de la comparación con cuestiones materiales. Luego hay que predicar con el ejemplo como se suele decir, y lo cierto es que no creo que sea yo un buen ejemplo en nada concreto y para nadie, lo único si intento no generar actos represivos, o apoyarme en la falsedad. Tampoco me va la falsa modestia, si bien se que en cuestiones musicales tengo la seguridad de que es un trabajo bien hecho, aunque para las masas no sea así.

Dicho ésto te dejo un enlace aquí a toda mi discrografía la cual te recomiendo que escuches con calma y regalandote tiempo a ti mismo para lograr saborearla y entenderla a la vez que sentirla.

DISCOGRAFÍA COMPLETA Y MÁS

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.