ETERNIDAD

4905916729_b1aabb1147

Días pegado a un teléfono que se ha convertido en herramienta tanto para cuestiones creativas como ociosas. Horas gastadas en promociones y gestiones con un solo fin, el de dar a conocer una música y también un sentir. Lo cierto es que es costoso y nada remunerados los esfuerzos. De cuando en cuando uno se desprende de ésta maquina que sostengo entre mis manos para tener algún tipo de acercamiento hacia el mundo. El mundo, que lejano se queda a veces cuando uno se deja llevar por su propia naturaleza. Lejano como la mirada de quién no quiere conocerte. Lejano como el juicio de quién solo quiere a quienes le ofrecen lo que busca.

El mundo, se queda inerte en los pensamientos.

Hace ya un mes que me dejaste libre, un mes sin tu continuo reproche de dudosa inocencia. Un mes libre de las paredes a las que uno hablaba sin cesar en un intento de entender la soledad, pero es en ella donde reside la paz de quién nada teme. Es ahí, en esos espacios silenciosos de la mente donde entiendes que lo que a menudo nos daña es simplemente el no estar acorde con tu propia naturaleza.

Aprender a respirar la noche.

Por otro lado hay trabajo que hacer, y no debo descuidarme en la placidez. Sin duda se es más libre sin esas mañanas apresuradas en la necesidad.

El tiempo me hace feliz y me dota de una falsa pero agradable sensación de eternidad. Tener tiempo, esa es la clave.

No es el dinero ni las pertenencias, ni siquiera ser amado puede superar la sensación que te da el saber que puedes hoy caer rendido a base de consumir tu tiempo en la libertad de gastarlo a tu modo. La libertad de sentirte vivo  en el llenarte la vida con tu pasión.

Claro que necesarios son los momentos en los que uno se aparta de las manías de la sociedad.

Llegando a un punto se deja de esperar, esperar que alguien llene el vacío.

El placer de poder consumir cada segundo con la fabulosa sensación de tener tiempo, fuera de crueles relojes que te hacen infeliz. No me canso de cansarme en gastar mi tiempo con ésta vital no limitación horaria. Con ésta no imposición.

Y quisiera poder decirte que nunca me faltas, pero mentiría. Aún así, se aprende a seguir vivo y en pié.

Cada vez que caigo me vuelvo a encontrar conmigo mismo, con mi esencia, con mi libertad, con mí arte. Encontrarme con la absoluta certeza de asumir que no hay nadie que pueda responder a las tormentas en las que llego a caer, y a la vez a la paz que logro sentir cuando simplemente tengo tiempo para nada más y nada menos que la fortuna de sentir el silencio. No hay nada más placentero que una buena dosis de silencio.

El corazón se abre cuando las prisas dejan de maltratar a tu mente. Las prisas, son ellas las precursoras del enfrentamiento.

Decirte que merece la pena ser pobre con tiempo, antes que venderlo por una vida más cómoda.

Por supuesto que hay gastos vitales,  al igual que necesidades, pero lo importante está en la sensación que uno tenga conforme a sus propios valores.

Yo soy feliz con casi nada si a cambio tengo el tiempo de regalarme la eternidad que se siente cuando uno está lejos de la esclavitud monetaria. Soy feliz dedicando mi tiempo a consumirlo sin ataduras. Ese es mi paraíso, ahí es donde uno se hace fuerte de emociones y de la bondad que te aporta el simple y bello silencio.

Lo se, se que la realidad social es otra muy distinta, pero esa realidad solo me aporta fatiga mental y endurecimiento. Es una realidad que nos enseña a vivir frustrados por no alcanzar precisamente a tener nuestro tiempo.

La libertad de estar vivo, la dicha del que camina hacia adelante en un entorno adecuado a sus necesidades primarias.

En fin…he de volver a las barricadas, volver a la lucha, volver a la ansiedad, a la enfermiza presión de lo común. Se de sobra que no puedo escapar, solo intentaba disfrutar de ésta sana manera de consumir mi tiempo en la eterna nada constante.

La eternidad reside en poder vivir tu tiempo a tu favor, a tu velocidad, a tu necesidad, a tus manías y tus virtudes naturales.

Tener tiempo es la inmortalidad del presente, la sanación consciente.

La verdadera forma de avanzar.

 

2 comentarios sobre “ETERNIDAD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.