Un tiempo después

avanzar

Y te marchas,

sin decir apenas nada.

Y es en esa nada donde buceo en los pequeños destellos que me deja tu cronometrada presencia.

Vacía de ilusiones que quiero repoblar y no puedo.

Se hunden las miradas y se encierran las canciones que se de sobra no escuchas para mí.

A veces soy un poco tonto por permitirte invadir mi sencilla vida de mierda con tu llanto por los buenos recuerdos.

Y me tiras la mano en un intento de sentir lo que ya no sabemos.

Yo escribo palabras que dibujan un amor, y los sonidos en los cuales te puedo ver.

Pero no sirve de nada.

Me digo que ya está bien de jugar al te comprendo solamente por vivirlo y  me empeño en definir mi soledad con tan solo media hora de tu confusión herida que huye.

Quizás algún día te atrevas a estar un tiempo a solas contigo y puedas rehacer el amor propio que siempre tuviste.

Intento y no consigo que veas más opción que la de añorar un pasado.

Nos pasa a todos.

Hubo un tiempo en el que fuimos más felices que ahora, pero te aseguro que cada momento de libre madurez merece toda la inocencia perdida.

Yo… soy feliz a ratos, entre ellos los que compartimos.

Bien pocos.

Me he acostumbrado a seguir sin ti, y no por así quererlo. No me queda más opción que refugiarme en la música y sentir y ver como dejaras de ser parte de mi íntima y molesta respuesta a tu olvido.

Cada uno ya sabe donde encontrar parte de lo que nos hace caminar.

El cambio.

Yo formo parte de tu cambio que dejaste atrás.

Tengo la mala costumbre de retener ése sentimiento, y así voy más lento.

Es seguro que cuando ya te haya olvidado apareceras con cierta curiosidad.

La curiosidad de saber si el bobo que siempre te abrió sigue estando ahí o es que ya encontró nueva historia.

Reconozco tener la asquerosa manía de permanecer por un tiempo después.

Me conozco de sobra y conozco que es lo siguiente. Se que tu vuelo no pasa por ésta cueva de heridas.

Solo espero poder saberte nuevamente llena y plena.

No será fácil, de sobra lo se.

Costumbre de éste abandono.

Uno ya no se derrumba por haber malgastado la oportunidad.

Siempre me di cuenta tarde, y tarde fue que te olvide.

Cosas de un bohemio reconvertido en títere.

Lo siento, no se si hago bien abriéndote.

Luego siempre te vas y dejas la puerta abierta.

Me cuesta no verte sonreir.

Amaba tu risa, aún la amo, aunque tuviera una pizca de maldad inocente, pero la amaba.

Poco te importa.

Llegará el día en el que mi ser no te moleste.

No te interpele.

No te incomode mi manera de tratarte bien.

Además, no soy tan blanco como crees, pero si es cierto que soy claro.

Hazte un favor, deja de lado lo que te impida avanzar. Deja de lado lo que te recuerde al pasado.

Olvidar para poder saborear lo que acontece.

¡¡Eres libre!!

Y si no…¡¡vuela!!

No te quedes en la costumbre.

No te conformes con lo seguro.

¡¡Vuela!!

¡¡Vuelve a arriesgarte!!

¡¡Ya nunca será peor…!!

Aprende a caminar sola y encontraras llena la vida que nos mueve.

Se que sabrás reconocer tu lugar.

Tranquila, se que yo no estaré allí.

Polvo y sudor en el aire.

Siestas de hielo en el jardín.

Flores que siembran agujeros.

Piel y barniz en la madera.

Roca húmeda y serena.

Feliz en la inmensidad de los martes.

Ciudad de sensaciones.

Avanzar…

Avanzar…

Caminar…

Apenas un recuerdo…

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.