NUNCA AMASTE LO SUFICIENTE

Y dirán que nunca amaste lo suficiente. Y no habrá nada que hacer. Simplemente tomar un trago para no volver. Y me despierto tan cuerdo que puedo ver luces en la costura de un bolsillo descosido por el tiempo que pasa. Y las ranuras de la soledad aplaudiran tus gemidos en el orgasmo de vivir. Y así volver a sentir que tuviste miedo de salir, y saliste.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.