Sur – Realista II

Echo de menos aquel silencio.
Ese que sustituye a la música como nada ni nadie.
Ese que calma el alma en la madrugada.
Aquel silencio que no hace preguntas.
Aquel silencio.
Ese silencio que cura.
Era nuestro, sin recuerdos, sin temores.
Echo de menos aquel silencio del Cabo de Gata.
Y la luna y el sol cuidaban de aquellos arboles que cuidaban de nosotros.

FB_IMG_1507597114929

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.